Destacado
    Necesita instalar plugin Jetpack y habilitar "Stats".

La Ministra de Gobierno, Seguridad y Justicia estuvo presente en el acto de reapertura de frontera y dio a conocer los requisitos del país vecino para poder transitar y para ingresar a espacios públicos. Reconoció dificultades de muchos fueguinos por la obligatoriedad de contratar un seguro de 30 mil dólares por persona, a fin de cubrir eventuales gastos médicos, porque la salud no es gratuita y hay pocos centros en la zona sur. También se deberán homologar las vacunas aplicadas mediante un trámite que se realiza por internet y puede demorar hasta dos semanas, por lo que recomendó completarlo con tiempo.

Río Grande.- La ministra de Gobierno, Seguridad y Justicia, Dra. Adriana Chapperón, fue consultada por FM Master’s sobre la reapertura de fronteras el 1° de mayo. La ministra estuvo presente con el gobernador Melella y se busca agilizar los trámites para el cruce, si bien todavía rigen restricciones horarias hasta el mes de septiembre. “Estuvimos con el gobernador, la gente nuestra de fronteras y celebramos la reapertura de Chile a partir del mes de mayo al menos en la zona sur. Habíamos llevado una agenda de trabajo y nos encontramos con normativa que ha sacado Chile desde el área de salud, que tiene vigencia hasta septiembre. Ellos no pueden hacer modificaciones, salvo por situaciones de fuerza mayor, hasta septiembre”, dijo.

“Es importante que hayan abierto sus fronteras y ambos países hemos asumido el compromiso de difundir qué se necesita para ingresar a Chile y para transitar libremente por el país vecino. Hay algunas restricciones para acceder a espacios públicos que son diferentes de las nuestras. Queremos agilizar el paso fronterizo de San Sebastián y Monte Aymond, porque fundamentalmente en temporada estival pero también todo el año, hay un tránsito de ciudadanos chilenos y argentinos que van de un país a otro, y necesitan usar el paso con una agilidad mayor. Las condiciones climáticas se suman a estas largas esperas en la frontera, así que vamos a ir llevando adelante esta discusión hasta septiembre, cuando ellos podrían implementar horarios diferentes y encarar un trabajo en conjunto para agilizar el tránsito”, señaló.

Diferenció los requisitos para pasar por Chile en viaje al continente, de lo que se va a pedir para permanecer en territorio extranjero. “Para el tránsito país-país hay que llenar una declaración jurada, que se puede hacer por internet. Tiene un código QR y no es necesario llevarla en papel, sino que alcanza con tener el código en el teléfono. Eso se tramita en la página www.ingresochile.cl. Hay que llenar una por persona y también se puede hacer en la frontera, pero para agilizar todo, lo pueden llevar hecho”, recomendó.

“Ellos van a seguir haciendo tests de antígenos en forma aleatoria, y demora unos 10 ó 15 minutos tener el resultado. Si da positivo, la persona no va a poder pasar y si es negativo puede continuar su tránsito sin dificultad”, dijo.

“Si la gente quiere ingresar a territorio chileno, aparte de la declaración jurada van a tener que llevar un seguro COVID, y es el punto más importante a resaltar, porque es para todas las personas que ingresan. Es un seguro que debe cubrir 30 mil dólares y, los que no tengan tarjetas internacionales deberán certificar que tienen el seguro contratado. Por otro lado, para circular y poder estar en lugares públicos en Chile, tienen que entrar a otra página, que es www.mevacuno.cl. Entre 48 horas y dos semanas, de acuerdo al requerimiento que haya, van a homologar las vacunas que se han colocado. Se llena una declaración con las vacunas que cada uno tiene, que todos las tenemos en los certificados de vacunas que nos han extendido o en la aplicación Cuidar. Ese trámite se hace por única vez y, como puede demorar hasta dos semanas, es conveniente que lo tengamos hecho. Esto va a permitir circular por Chile sin dificultad”, afirmó.

Recordó que “la salud no es gratuita en Chile y en el sur ellos tienen poco personal y pocos lugares de atención, por eso cuidan mucho la posibilidad de atender cualquier rebrote que pueda tener el país, en lugares donde la cobertura es escasa, por eso son tan exigentes. La contratación de este seguro seguramente va a impedir a muchas personas poder transitar. Nuestro país está en otra etapa y entendemos que la vacunación ha generado otra situación epidemiológica en Argentina y los controles son mucho más laxos. Nosotros contamos nuestra experiencia en Tierra del Fuego, con muy pocas restricciones para el turismo nacional, y no hemos tenido rebrotes por el turismo tanto en el invierno pasado como en la temporada de verano, pese a tener una importantísima afluencia de turismo nacional”, destacó.

Otro punto importante son los horarios, porque “ellos ya tienen establecido el horario de invierno, y el ingreso por la frontera es de 8 a 17 horas para buses y autos particulares, y de 8 a 22 horas para los camiones. No va a poder ingresar una persona después de las 17 horas, excepto los camiones”, subrayó.

Presencialidad plena

Por otra parte se refirió a la vuelta a la presencialidad plena en la administración pública. “La gran mayoría de los trabajadores ya está trabajando en forma presencial. Siempre quedan situaciones particulares que se tienen en cuenta, pero en general están todos trabajando. En algunas áreas todavía quedan algunos trabajadores que lo están haciendo en burbuja. Todos hacen presencialidad, pero algunos no todos los días y están trabajando en burbuja. En el Ministerio de Gobierno, en el Ministerio de Salud, desde hace mucho tiempo estamos trabajando con presencialidad plena”, indicó.

Teniendo en cuenta que había oficinas de tamaño muy reducido, destacó que “en la Casa de Gobierno se están haciendo reformas y ya está todo el primer piso refaccionado, con oficinas que tienen otra ventilación y son espacios más grandes, separados por mamparas. Esa refacción va a continuar hasta terminar con la totalidad de la Casa de Gobierno. También se ha trabajado en la accesibilidad, que no tenía. Nadie puede desconocer que es necesario que la gente pueda acceder a la Casa de Gobierno sobre todo cuando hay dificultades motoras. Por otro lado hemos tenido que salir a contratar lugares para que la gente pueda trabajar, porque los lugares eran muy pequeños. La población creció y también la necesidad de tener servicios del Estado, y se necesitan más espacios. El Ministerio de Salud tuvo que hacer contrataciones extraordinarias para tener el personal que necesitaba en la pandemia. Cuando esté el hospital nuevo podrán volver a trabajar de otra manera. A nosotros nos pasa con las áreas operativas y hemos tenido que contratar un inmueble para la gente de Defensa Civil, porque se han ido incorporando necesidades de la población y hay que estar con mayor distanciamiento”, concluyó.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.