Destacado
    Necesita instalar plugin Jetpack y habilitar "Stats".

El intendente Martín Pérez adelantó ayer la presentación de un proyecto en conjunto entre los intendentes y los gremios municipales para pedir a la Legislatura la sanción de una ley de goteo. Apeló a “la sabiduría” de los legisladores, para dar un corte definitivo a los atrasos en las transferencias que, en el caso de Río Grande, según el jefe comunal hicieron peligrar el pago de sueldos. Remarcó que el propio gobernador reconoció la existencia de deudas con las municipalidades, por lo que consideró que este es “el momento propicio para dar un paso adelante” y aprobar una norma que “termine con la incertidumbre”. Ayer presentó el equipamiento adquirido con aportes del Ministerio del Interior, que permitirá encarar el invierno con una nueva retroexcavadora y un camión atmosférico, además de dos camionetas para Defensa Civil.

Río Grande.- El intendente de Río Grande Martín Pérez realizó ayer la presentación de nuevo equipamiento adquirido por el Municipio con aportes del Ministerio del Interior. Se trata de una retroexcavadora, dos camionetas para Defensa Civil, y un camión atmosférico para Obras Sanitarias.
El jefe comunal indicó que el equipamiento fue “adquirido con fondos nacionales del programa Municipios de Pie que lleva adelante el Ministerio del Interior, y destina fondos para equipamiento e infraestructura. La presentación se hizo al ministro Wado De Pedro para fortalecer equipamiento que necesitaba Defensa Civil, que ha tenido una labor importantísima a lo largo de esta pandemia”, dijo.
Se suma la retroexcavadora para Servicios Públicos, “que permite ahorrar en alquiler de maquinaria” y el camión atmosférico para Obras Sanitarias, “que es una actividad esencial y nos va a permitir mejorar el servicio”, expresó Pérez.
Agradeció “al gobierno nacional por el acompañamiento y a los trabajadores municipales que plantean las inquietudes en forma permanente. En función de este planteo decidimos llevar adelante la compra de este equipamiento”, aseguró.
Precisó que “el costo total es de 20 millones de pesos, de los cuales 16 millones aporta el Ministerio del Interior y el resto son aportes del municipio, como requisito del programa. Para nosotros es muy difícil hacer una compra tan importante y de esta manera vamos avanzando, porque es necesario mejorar la flota del municipio. Con lo que ahorramos de alquiler de camión atmosférico y máquinas viales podemos seguir reinvirtiendo”, sostuvo.
“El año pasado salimos del invierno complicado que tuvimos y nos pusimos a gestionar este equipamiento, para poder mejorar el servicio con el camión atmosférico por los problemas que se generan tanto en invierno como en otoño. Queremos llegar bien equipados para el invierno y esperemos que no sea tan duro como el año pasado. Es muy difícil resistir un invierno de 30 días seguidos con 10 ó 15 grados bajo cero como nos sucedió. Esperemos que no se repita pero, si llega a suceder, nos a encontrar mejor equipados y también hemos ayudado a los vecinos a mejorar sus conexiones domiciliarias”, apuntó el intendente.

Coparticipación y proyecto

Por otra parte, adelantó la presentación de un proyecto conjunto con los tres intendentes y con acompañamiento de los gremios municipales, para que la Legislatura apruebe una ley de goteo.
“Yo quiero agradecer a las cuatro entidades gremiales, ATE, UPCN, SITOS y ASOEM, porque la semana pasada fue difícil debido a la escasez de recursos con la que nos encontramos, estando muy cerca de la fecha de pago de salarios. Convocamos a los gremios, les contamos la situación, que por suerte se pudo revertir y disminuyeron los días de atraso en el envío de coparticipación. Esto nos permitió pagar los sueldos pero queremos encontrar certidumbre en este tema para que no siga ocurriendo lo mismo”, expresó.
“Definitivamente en la provincia necesitamos una ley de goteo para resolver este problema de la coparticipación”, sentenció Pérez, considerando que “hay que dar un paso adelante en este tema y desde la dirigencia política hay que tener la sabiduría necesaria para encontrar solución a un problema histórico en Tierra del Fuego”.
Apeló directamente a los legisladores, sobre quienes va a recaer la responsabilidad de dar el debate al proyecto que se va a ingresar, y se suma a otros similares que hasta ahora no tuvieron tratamiento. “Estamos conversando con las entidades sindicales y con los demás intendentes para hacer la presentación de una ley de goteo y pedir a la Legislatura que lo antes posible pueda sancionarla. Necesitamos tener la previsión necesaria y saber cuándo vamos a recibir los recursos que todos los días ingresan a la provincia por coparticipación federal”, dijo.
Aseguró que “desde que asumimos la deuda fue creciendo paulatinamente en días de retraso y en montos. La semana pasada llegamos a tener una deuda que había superado todos los límites, con 610 millones de coparticipación y 40 días de atraso. Sumada la deuda tributaria estábamos en los 730 millones. Para nuestro municipio es muy difícil afrontar las obligaciones que tiene con una deuda de esta magnitud. Hay servicios esenciales que debe brindar el municipio y la escasez de recursos hace muy difícil cumplir con estas obligaciones”.

A confesión de parte

Para el intendente no hay lugar a más discusiones sobre el tema a partir del reconocimiento de la deuda que hizo el gobernador Melella: “Yo celebro que el gobernador haya reconocido la deuda que tiene con el municipio y que haya reconocido también los días de atraso que teníamos. Creo que es el momento justo para poder dar un paso hacia adelante y resolver definitivamente este tema. No queremos estar discutiendo permanentemente esta situación y creo que una ley de goteo es la forma precisa para encontrar la solución al problema. No estamos exentos de que vuelva a suceder hasta que no haya una legislación que establezca el goteo y la incertidumbre es permanente. No queremos es estado de incertidumbre ni para la gestión ni para los trabajadores y trabajadoras”, enfatizó.
La presentación sería conjunta porque “estamos en comunicación permanente con el intendente de Ushuaia y el intendente de Tolhuin y le hemos puesto sobre la mesa todos los números a las entidades gremiales el viernes pasado, con el detalle del ingreso diario por coparticipación a la provincia y la demora en la transferencia de esos fondos. Ellos saben los números reales y lo ha reconocido el propio gobernador. Luego de eso no hay otra discusión, ahora hay que encontrar una ley que termine con esta incertidumbre permanente”, concluyó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: