Destacado
    Necesita instalar plugin Jetpack y habilitar "Stats".

El viernes se realizó una Sesión Extraordinaria solicitada por los concejales de la oposición Javier Branca, Ricardo Garramuño, Mariana Oviedo y Juan Manuel Romano para las 14:15 horas, con cuatro asuntos en el temario, referidos a vetos del intendente Vuoto a ordenanzas aprobadas en la sesión del 24 de noviembre: el veto a la designación de la Casa de la Mujer con el nombre “Pioneras Fueguinas”; el veto a la creación de la figura del placero; el veto a la excepción de pago del impuesto automotor para vehículos híbridos, eléctricos o propulsados por energía no contaminante; y el veto a la declaración de emergencia social en el barrio Las Raíces. Los cuatro ediles, con mayoría simple, no lograron reunir los dos tercios necesarios para la insistencia de las ordenanzas. Se desarrolló en medio de protestas de vecinos que quedaron fuera del recinto, y fue copado por militantes kirchneristas que defendían la designación elegida por el intendente, sin acuerdo del Concejo como marca la carta orgánica.

Río Grande.- La insistencia para lograr la promulgación definitiva requería que dos tercios de los presentes votaran a favor. La votación nominal solicitada por el presidente del Parlamento local, Juan Carlos Pino, y a pedido de moción de orden por la concejala Laura Ávila, arrojó un resultado de 4 a 3, no obteniendo la mayoría agravada de 5 votos necesarios para que prospere.

El trabajo parlamentario se dio en un contexto con una nutrida presencia de vecinos y representantes de fuerzas políticas, tanto del oficialismo como de la oposición, quienes manifestaron sus posturas y presenciaron la discusión sobre los fundamentos de acompañar o no los vetos.

Además de este asunto, los concejales abordaron tres vetos más que remitió el Intendente: la creación de la figura de Placero; la declaración de Emergencia Social en el barrio Las Raíces y la eximición del pago del Impuesto Automotor a vehículos híbridos, eléctricos o propulsados por energías no contaminantes.

El encuentro se dio el viernes pasado, fuera del ciclo legislativo, y la convocatoria respondió a la normativa vigente que establece la posibilidad de llevar adelante una sesión extraordinaria para tratar temas urgentes.

“Molesto por la falta de códigos de los otros concejales al convocar a esta sesión”

El concejal oficialista Gabriel De la Vega, criticó por FM Aire Libre la convocatoria y se manifestó “molesto por la falta de códigos de los otros concejales al convocar a esta sesión. En este momento yo tendría que estar entregando cajas navideñas y comida casera que hicieron en los merenderos, en vez de insistir un veto al nombre de la Casa de la Mujer”, protestó.

“Estamos en democracia, lo pueden hacer, pero no es momento el 24 de diciembre para tratar de insistir un veto. Siempre tenemos diálogo con los concejales y cuando han pedido que esperemos por una sesión porque están de viajes siempre se ha consensuado. El jueves nos enteramos de la convocatoria para esta sesión”, aseguró el justicialista.

Concedió que “todos los temas son importantes, pero este para mí no era tan importante y se podía tratar en otro momento, en febrero o en marzo. Quisieron hacer una excepción, sabiendo que algunos concejales habían viajado, y me parece de mal gusto, sin embargo, estuvimos todos presentes y en lo personal estoy muy molesto con esta actitud. Es una falta de respeto a los empleados del Concejo, a la institución, a la política. Hablan de códigos y no los están teniendo”, disparó.

Sin la mayoría agravada el veto no se pudo insistir y “seguiremos trabajando –dijo el edil-. Ellos tienen derecho a hacer lo que quieran y el Ejecutivo también tiene el derecho de vetarlo. La Casa de la Mujer tiene el nombre de Presidenta Cristina Fernández, y también tiene varios nombres de mujeres de Ushuaia. Evita fue la mujer que puso en alto la voz de las mujeres, creó la Secretaría de la Mujer y la Casa de la Mujer va a tener ese sentido”, afirmó.

“El intendente le ha dado mucha participación a los pioneros fueguinos, les ha hecho una hermosa obra en la Plaza Cívica, va a hacer otra hermosa obra que se va a llamar Pioneras Fueguinas, y siempre está pensando en los antiguos pobladores”, destacó el edil.

Intereses políticos

Para el concejal el reclamo no fue legítimo sino politizado, y no representa la posición de la sociedad. “Esto viene de parte de un grupo de mujeres y es algo político, no es el pueblo el que está hablando. Yo hablo con mucha gente que se quedó con las ganas de debate del nombre de la Casa de la Mujer y no le han dado el derecho a ellos, porque no lo quisieron pasar a comisión. Siempre consensuamos nosotros pero esto lo veo muy politizado y justo se dio para las elecciones de ‘Chispita’ Fadul. ‘Chispita’ ha estado en las sesiones, ha dado su voz, se le dio participación, pero siempre habla desde la agresividad”, cuestionó.

“Vi mucha gente convocada pero yo no convoqué a nadie, la gente se convoca sola y ellos siempre estuvieron convocando. ‘Tito’ Stefani hablaba de convocarse en el Concejo, lo mismo ‘Chispita’ y otros actores. No entiendo a mis pares y estoy muy ofendido porque yo ando por los barrios, estamos entregando cajas navideñas y comidas caseras a los vecinos, y tendría que estar en esos lugares en vez de intentar insistir un veto. La verdad, estoy muy molesto”, reiteró.

Se le preguntó si no se desencadenó todo por la falta de debate inicial del Ejecutivo, que impuso un nombre sin consenso. “Puede ser pero esto fue muy politizado. Cuando dicen que esto es la voz del pueblo, no es el pueblo el que no quiere que la casa se llame Cristina Fernández. Con los concejales consensuamos estos temas, lo hablamos antes, lo llevamos a comisión. Hubo temas muy importantes como el de los remises, el de los perros, donde ellos han pedido que acompañemos y hagamos las comisiones. Yo estuve casi un año bancándolos en mi comisión por el tema de los remises, que fue muy polémico, con todos los actores, y esa es la forma de tratar los temas. El intendente tiene todo el derecho de ponerle el nombre que él quiera y tiene el derecho a vetar. Los concejales también tenemos derechos y somos la voz del pueblo. A mí no me parece mal que le haya puesto el nombre Cristina Fernández ni que tenga el nombre de Evita, que está en lo más alto, pero son opiniones”, concluyó.

El “ataque” según Ávila

Para la concejal oficialista hubo un “ataque” a la Casa de la Mujer al pretender cambiar el nombre elegido por el intendente. En sus redes sociales escribió que “en vísperas de Navidad, la oposición convocó mediante una herramienta de Emergencia y Urgencia a una sesión extraordinaria en el Concejo Deliberante para atacar a nuestra querida Casa de la Mujer”, y cargó contra “una oposición a la que no le interesan las instituciones, la política ni la gente, y busca generar caos social, con desinformación permanente poniendo de rehenes a las mujeres, pero esto no nos va a mover del lugar para el que fuimos elegidos y elegidas que es estar al lado de las familias ushuaienses”.

Recordó que “el intendente fue reelecto con el 56% de los votos y esta oposición mezquina intenta permanentemente lastimar la gobernabilidad, buscando sólo beneficios personales. Esto no ayuda al cuidado de nuestro sistema democrático”, sentenció.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.