Destacado
    Necesita instalar plugin Jetpack y habilitar "Stats".

El presidente el Estado Plurinacional de Bolivia Evo Morales, actualmente exiliado en Argentina por un golpe de Estado Cívico, Policial y Militar,, recibió este jueves en Ushuaia el título de doctor honoris causa otorgado por la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (Untdf) durante un acto en el que fue ovacionado por dirigentes políticos y miembros de la comunidad boliviana y de pueblos originarios de la provincia, y en el que aseguró que su país recuperará la democracia en los comicios del próximo 3 de mayo. 

Evo ha realizado diferentes y numerosas acciones de gobierno que han mejorado la vida del pueblo boliviano. La distribución de la riqueza, la disminución de los índices de pobreza extrema, la defensa de la soberanìa de sus recursos naturales y la riqueza de su pueblo. El trabajo incansable por la unión de los pueblos latinoamericanos y el respeto de las diversidades culturales, son algunas de ellas. 

«Este reconocimiento no es a mí. Yo no hubiera sido presidente ni podría haber liderado un proceso de cambio sin los movimientos sociales y el pueblo unido de mi país», aseveró Morales en la Casa de la Cultura de la capital fueguina, donde se llevó a cabo el acto académico.

Durante su discurso de más de una hora pronunciado luego de recibir la distinción, el líder indígena repasó los aspectos principales de su gestión al frente del gobierno boliviano, incluyendo el golpe de estado.

En ese sentido, denunció que intereses norteamericanos le impiden no solo volver sino ni siquiera acercarse a la frontera con Bolivia, además de no ser candidato ni a presidente ni a senador, y mantenerse en una situación de asilo político que es una violación a los derechos humanos.

«El imperio norteamericano se dio cuenta que con mucho esfuerzo nos hemos unido, organizado y movilizado para cambiar a nuestro país. Y está actuando en consecuencia», dijo Evo en su discurso.

En el acto se leyó la resolución 263 del Consejo Superior de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, donde se fundamentan los motivos por los que se decidió otorgar al presidente depuesto, la distinción de «máxima jerarquía que otorga la universidad a personalidades que han sobresalido por su actuación en el ámbito político, social y cultural».

El rector de la Untdf, Juan José Castelucci, sostuvo que Morales es un «líder de la América profunda que se puso al frente de los más desprotegidos y los más vulnerables, y a todos ellos les otorgó derechos» y lo ubicó dentro de los dirigentes políticos regionales perseguidos, y enumeró entre ellos a «Cristina Fernández de Kirchner, Lula, Rafael Correa y Nicolás Maduro», entre otros.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.