El secretario de Energía Moisés Solorza, como firmante del acuerdo en representación de la provincia, explicó los alcances de este logro que implica dar por terminado el reclamo de una deuda de 2.500 millones de pesos. Para la Cooperativa Eléctrica quedará un remanente de alrededor de 500 millones, que podrá pagar en cuotas y, en el caso de la DPE, la deuda prácticamente quedó en cero. Solorza mencionó que este acuerdo podría haberse logrado hace tiempo, pero no se hicieron las gestiones correspondientes, y destacó la mirada federal del gobierno nacional. “Desde 2006 estaba la oportunidad de acceder al interconectado virtual y no dejar que la situación se deteriore de la forma en que ocurrió”, dijo y, tras resolver este problema que asfixiaba tanto a la DPE como a la Cooperativa, inicia un camino de recuperación del sistema eléctrico fueguino. Apuntó contra la gestión Macri “con Aranguren a la cabeza”, como responsable “del ahogo de gran parte del sistema eléctrico aislado del país” y sostuvo que esa política energética “tuvo como objetivo principal las posibles privatizaciones en la Patagonia de los sistemas provinciales, al hacerlos inviables”. Celebró el cambio de gobierno que pudo frenar esa maniobra y la colaboración de las autoridades nacionales. También hizo referencia a la compra del parque de generación de Sullair, que no fue ingresado al patrimonio de la provincia pese al pago de 12 millones de dólares en la gestión Bertone, por lo cual la empresa seguía facturando para sí el servicio. No descartó una investigación judicial para determinar las responsabilidades.

Río Grande.- El secretario de Energía Moisés Solorza dio detalles de la firma del acuerdo de regularización de deudas entre la Cooperativa Eléctrica de Río Grande, la Dirección Provincial de Energía y CAMMESA, realizado ayer en la ciudad de Buenos Aires.
Además del propio Solorza, estuvieron el presidente de la Cooperativa Eléctrica de Río Grande, Santiago ‘Paqui’ Barrientos Clausen, acompañado por el de la institución Gerente Miguel Casielles, Esteban Martín Kiper y Juan Carlos Trotta representante de CAMMESA. 
Por Radio Universidad 93.5, Solorza remarcó que “el gobernador nos dio un lineamiento claro para intentar sanear el sistema eléctrico fueguino, y frenar el endeudamiento brutal que hemos tenido. La provincia desde 2006 tenía la oportunidad de acceder al interconectado virtual y no dejar que la situación se deteriore de la forma en que ocurrió. Hoy llega a su fin esta situación con este saneamiento que implica un desahogo financiero tanto para la Cooperativa Eléctrica como para la Dirección Provincial de Energía en Tolhuin y Ushuaia. Luego de detener esta caída con el trabajo conjunto tenemos que comenzar con la recuperación del sistema energético, sostener lo que está y pensar en crecer, cada uno dentro del rol que debe asumir”.
Se mostró “más que contento con el trabajo realizado por el equipo de Energía de Ushuaia y Tolhuin y la colaboración de la Cooperativa Eléctrica de Río Grande. Hemos trabajado juntos en las simulaciones y esto concluyó ayer con la firma del convenio con el gerente general de CAMMESA en la ciudad de Buenos Aires”, dijo.
“Nos pone muy contentos poder anunciar esto porque había una deuda de más de 2.500 millones. Es muy valioso para nosotros poder sanear definitivamente una deuda que era realmente agobiante e injusta, y que luego se trasladaba a los vecinos, a la industria, a las PyMEs, a los comerciantes. Esa falta de previsión y de trabajo en las administraciones anteriores nos llevó a esta situación. Hemos logrado plantar bandera y decir que hasta acá llegó ese endeudamiento, porque no era posible que nuestra provincia estuviera ahogada de la forma en que estaba. El objetivo fue absolutamente cumplido con la firma de este convenio. Los beneficios se van a trasladar a los vecinos y vecinas, y apuntamos a un servicio sustentable, armonioso, que las tarifas sean justas y razonables y vayan en relación con los ingresos de los habitantes del país, como dijo el presidente. Veníamos trabajando fuertemente para recomponer esta situación y de ahora en más la Secretaría de Energía y la provincia serán los garantes de que se cumpla con todo lo establecido dentro de las pautas de las resoluciones y el convenio marco. Detener la caída nos permite pensar en otra perspectiva hacia adelante”, aseguró.
Además de la condonación de la deuda, el costo del gas de generación será notablemente inferior. “Ahora el gas para la generación eléctrica lo va a proveer directamente CAMMESA. Tanto la Cooperativa Eléctrica como la DPE van a generar la electricidad y en función de la generación completa se va a abonar el gas que se utilizó para esa generación. Los precios y la administración de todo ese sistema la va a realizar CAMMESA”, explicó.

Una política de asfixia

Solorza apuntó contra la gestión Macri, dado que Tierra del Fuego no fue la única afectada. Chaco debía 6 mil millones, Santa Cruz refinanció una deuda de 1.300 millones en la gestión anterior y “Tierra del Fuego hasta corría el riesgo de corte por falta de pago. La política energética aplicada por el gobierno de Macri con Aranguren a la cabeza fue el ahogo de gran parte del sistema eléctrico aislado del país. Las cooperativas que distribuían tenían costos enormes y no podían pagar ni siquiera los salarios. El sistema era absolutamente inviable y estaba quebrado, como lo estaba el fueguino, que tenía una deuda impagable”, indicó.
“La política energética tuvo como objetivo principal las posibles privatizaciones en la Patagonia de los sistemas provinciales, con un ahogo financiero para hacerlos inviables. La dolarización del sistema energético nacional tenía claramente como objetivo la privatización de los sistemas que quedaban pendientes. Por suerte cambió el gobierno y la mirada sobre los servicios públicos de las provincias, y por suerte esto se pudo revertir”, manifestó.

Implicancias del convenio

Como resultado del convenio, precisó que “va a quedar un remanente. A través del artículo 87 del presupuesto nacional hay un excedente que ronda los 500 millones de pesos para la Cooperativa Eléctrica. Esto puede incluirse dentro del presupuesto nacional y pagarlo en cuotas. Ya no son los más de 2 mil millones de pesos que tenía que abonar. Hay una compensación de lo anterior y un esquema nuevo, solidario y responsable que va a tener que cumplir la Cooperativa, del mismo modo que tendrá que hacerlo la DPE en Ushuaia y Tolhuin. La DPE tenía una deuda de 800 millones y se había abonado una parte, por lo tanto queda casi sin diferencia, casi a cero. Algunos pesos van a quedar pero no es una deuda que no sea pagable”, aseveró.
En resumen la provincia se ahorró unos 2.500 millones, contando la deuda de la Cooperativa. “Desde el inicio de la gestión venimos trabajando con las autoridades nacionales y Carlos Trotta nos ha dado una mano muy importante en la cuestión administrativa, en la presentación de información para justificar este reclamo. En esto trabajó todo el equipo de gestión de la provincia con la Cooperativa Eléctrica y con el gobierno nacional, que nos abrió las puertas de una manera generosa para llegar a este tipo de acuerdos. Firmamos todos juntos en una mesa y allí quedó plasmado todo el trabajo que veníamos realizando, que no fue muy valorado desde otros sectores políticos que tenían la obligación de hacerlo, pero no lo hicieron. Creo que merece un reconocimiento todo este esfuerzo y el trabajo político realizado de parte de nuestro gobernador. Fue un acto de justicia para nuestra provincia”, definió.
Agregó que “la mirada federal del gobierno nacional a través de la Secretaría de Energía de Nación es realmente destacable. Tengo la satisfacción de haber trabajado con muchos de ellos antes de haber estado en la función, por lo tanto hoy tenemos amigos que cumplen funciones en la Secretaría, como Federico Bernal que nos abre las puertas generosamente, el personal de la coordinación general. Con Federico Basualdo he trabajado de manera muy armónica y uno valora mucho esto”. 

Compra de turbinas de Sullair

Por otra parte, hizo referencia a las irregularidades en la compra de las turbinas de Sullair y no descartó una investigación judicial. “Ahí tenemos otra cuestión en la que estamos trabajando y está casi concluida, que es el traspaso del parque de generación Sullair al patrimonio de la provincia. En el gobierno de Bertone se endeudó a la DPE en 12 millones de dólares para adquirir el equipamiento delivery como se denominaba, de la ex ENARSA. Ese patrimonio todavía estaba a nombre de Sullair, por lo tanto la DPE no tenía la facturación de la generación efectiva de ese equipamiento y estaba siendo facturado hacia el dueño original, que no era la DPE”, expresó.
Vale decir que a más de un año de la adquisición de la maquinaria, seguía facturando Sullair, por lo que se le preguntó si esto puede ir a la justicia: “Eso es un renglón aparte. Yo no soy juez y voy a presentar como parte del Ejecutivo toda la documentación que obra en nuestro poder para resolver esta situación, que estaba poco clara. Con la ayuda de CAMMESA vamos a cambiar ese patrimonio para que vaya a su dueño real, dada la compra que se efectuó. Es patrimonio fueguino que se vio dañado porque todavía no le pertenecía a la DPE ese parque de generación, más allá de la compra efectuada”, dijo.
“Es nuestra responsabilidad restablecer todo el sistema fueguino en su conjunto y después habrá que dar las explicaciones que corresponda por esta situación irregular que viene desde hace tanto tiempo. La verdad es muy llamativo todo lo que sucedió y nuestro interés primario era resolverlo, para luego mirar hacia adentro y ver qué pasó realmente. Estas situaciones son realmente muy dañinas para los fueguinos y fueguinas”, cuestionó.

Trabajo interno

También expuso la necesidad de un ordenamiento interno del área, de personal capacitado y equipamiento. “Hay cuestiones que tenemos que resolver, sabemos que necesitamos herramientas y que nos fortalecería mucho más contar con una estructura que garantice a futuro la sustentabilidad del sistema, la confiabilidad, el crecimiento con equipamiento nuevo, con profesionales y técnicos que acompañen a nuestro subsecretario, que está trabajando de una manera muy destacable y necesita de la asistencia de profesionales, que incluye la defensa de nuestros recursos naturales y darle a los vecinos un servicio de calidad, seguro, y con precios razonables. Obviamente necesitamos toda una estructura que acompañe este crecimiento”, reconoció.
Cabe señalar que en la zona norte no tienen un lugar propio para funcionar: “Tenemos que resolver algunas cuestiones de operatividad y seguramente lo vamos a hacer en el corto plazo, porque hace falta trabajo conjunto. Ya dijo el gobernador que la pandemia ha frenado muchos planes que teníamos y es cierto que tenemos que mejorar. Yo soy crítico de nuestra gestión porque eso nos hace crecer y necesitamos herramientas para poder trabajar con mayor comodidad, edificios acordes, y tecnología que acompañe a esta secretaría. Estamos trabajando en eso y ojalá se cumpla en el corto plazo”, deseó.
“El próximo paso es armonizar el trabajo interno que necesitamos hacer en nuestras ciudades. Tenemos presentados muchísimos proyectos ante el Consejo Federal Eléctrico para poder avanzar en los barrios que más necesitan el servicio. Necesitamos equipamiento nuevo para reforzar lo que está, porque está muy debilitado, y seguir con el objetivo del interconectado físico. No me quiero aventurar pero seguimos trabajando firmemente en eso”, concluyó.

(Provincia 23)

Artículos Relacionados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: