La medida se había aplicado hasta el día de ayer, solo en la ciudad de Ushuaia, sin embargo, ahora, la medida dispuesta por la superioridad alcanza a los integrantes de la fuerza provincial. La notificación llegó a todas las comisarías y se puso en marcha rápidamente esta nueva política que fue adoptada con beneplácito por algunos, y con resquemor para otros.

Río Grande.- La semana pasada, el joven oficial César Segovia ingresó a su vehículo particular, en la ciudad de Ushuaia, y se pegó un tiro en la cabeza con su arma reglamentaria.

La medida no solo enlutó a la fuerza policial y a la comunidad en general, sino que volvió a disparar las alarmas por la tasa de suicidios que existe en la Policía de la provincia de Tierra del Fuego.

Como medida preliminar y se espera sea la primera de muchas, desde la Jefatura de Policía ordenaron que todos los uniformados que no estén en funciones dejen el arma reglamentaria bajo el cuidado de sus supervisores.

Esta medida había entrado en vigencia el pasado sábado, pero solo tenía alcance para Ushuaia. Ayer, fueron notificados los comisarios de las distintas dependencias de nuestra ciudad, que ya aplicaron la nueva política.

“Desde las jerarquías de agente a cabo primero y de ayudante a subinspector deberán entregar el arma reglamentaria provista por la institución para resguardo una vez finalizado el servicio de guardia, recargo, adicional, antes de retirarse de franco”, señala la circular

Fuente:p23

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: