Destacado
    Necesita instalar plugin Jetpack y habilitar "Stats".

Anoche se consagraron campeones de la categoría Tango Pista de la edición 2019 del Festival y Mundial Tango Buenos Aires, que, como cada año, se realizó en el Luna Park. Auténtico ritual porteño, la final de este certamen es una fiesta de los milongueros, aunque las competición, a estas alturas, tenga más presencia de bailarines que se dedican a la actividad profesionalmente que de manera amateur.

Agustina se enamoró del tango a los 15; su danza era una de las materias del Centro Polivalente de Arte, en Río Grande. Fueguina de espíritu viajero, se fue a vivir a Buenos Aires y cuando se convirtió en docente de tango encontró una oportunidad de trabajo en Japón y hacia allí partió.

¿Cómo se conocieron los bailarines?

El estudio y la enseñanza del tango los hizo coincidir en aquella ciudad romana. En ese momento los dos habían perdido a sus parejas de baile y decidieron salir a la pista juntos. ¿Cómo resultó? «Espectacular», decía Agustina, después de poner el último pie fuera del escenario del Luna Park, con su premio en la mano y una sonrisa de oreja a oreja. «Mucho mejor», agregaba Maksim, con su modesto español que balbucea entremezclado con algunas palabras en inglés.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: