A través de su puesta en funcionamiento, el Municipio busca ayudar a los pacientes recuperados a permanecer más activos y volver a realizar sus actividades cotidianas. Hasta el momento se registran 62 altas y 50 pacientes en tratamiento.

El Municipio de Río Grande, a través de la Secretaría de Salud, implementa la Unidad Municipal de Rehabilitación Post Covid-19 con el fin de ayudar a los pacientes recuperados a permanecer más activos y a volver a realizar las actividades de su vida cotidiana.

Fue decisión del intendente Martín Perez la puesta en funcionamiento de dicha área de Rehabilitación Multidisciplinaria, ante el aumento de personas que se recuperan de COVID-19, pero que permanecen con secuelas respiratorias, físicas y psicológicas.

La unidad se encuentra funcionando en las instalaciones del Centro de Rehabilitación “Mamá Margarita” y cuenta con un equipo interdisciplinario de profesionales, entre ellos médicos, enfermeros, fisioterapeutas, terapeutas respiratorios, especialistas en ejercicio y licenciados en nutrición, que desarrollan un programa que se ajusta a las necesidades de cada paciente.

Hasta el momento han sido asistidos más de 110 vecinos y vecinas de la ciudad, de los cuales 62 ya cuentan con el alta médica y 50 permanecen en tratamiento. Cabe señalar que a diario continúan las evaluaciones médicas para nuevos ingresos.

Al respecto el director del Centro de Rehabilitación “Mamá Margarita”, Dr. Mauro Dotto, manifestó “estamos muy contentos porque los pacientes de alta recuperaron la capacidad física que tenían antes de contraer la enfermedad”.

Asimismo, explicó que “los pacientes se dividen, según la gravedad de secuelas, en graves, moderados y leves. Los pacientes con secuelas graves y moderadas trabajan, en su mayoría, de manera individual con los profesionales. Los pacientes con secuelas leves se rehabilitan en pequeños grupos”.

“Dependiendo de las evaluaciones médicas, se les realizan diversos estudios como espirometrías, ergometrías, ecocardiogramas y electrocardiograma en dependencias municipales”, agregó Dotto.

Cabe destacar que la rehabilitación se diseña dependiendo de la gravedad, con un número prefijado de sesiones para cada paciente. Una vez finalizadas las sesiones, los pacientes vuelven a ser evaluados para medir el progreso de su rehabilitación. Si están aptos, son pasibles de recibir el alta, si no, se les conceden las sesiones que se requieran para mejorar su estado de salud.

Por último, se recuerda a la comunidad que no se acerquen al Centro de Rehabilitación, sino que se comuniquen telefónicamente a través de los números que figuran en las redes sociales del Municipio, donde se les otorgará un turno con un médico clínico, quien clasificará a los pacientes en base a la gravedad de las secuelas para diseñar la terapia de rehabilitación acorde a sus necesidades.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: