La aerolínea alemana Lufthansa lanzó un segundo vuelo sin escalas la pasada semana desde Hamburgo a las Islas Malvinas. El Airbus A350-900 con el Instituto Alfred Wegener a bordo despegó el martes y regresó a Munich el sábado.

BUENOS AIRES.- Según publicó el sitio Actualidad Aeroespacial, esta vez, el Airbus A350-900 transportó a 40 tripulantes del buque de investigación Polarstern, así como a científicos del Centro Aeroespacial Alemán (DLR). Durante el vuelo, los científicos recopilaron datos de medición que proporcionarán más información sobre la influencia del campo magnético de la Tierra en lo que respecta a la aviación. Por lo tanto, el segundo vuelo a las Islas Malvinas ya está contribuyendo a la ciencia en su camino hacia el Polo Sur.

El Airbus A350-900 fue trasladado de Munich a Hamburgo y esa misma noche, el LH2574 despegó hacia Mount Pleasant. El avión con el registro D-AIXQ, bautizado con el nombre de la ciudad de Friburgo, es el miembro más nuevo de la flota de Lufthansa A350 y uno de los aviones de largo alcance más sostenibles y eficientes del mundo.

“Con el segundo vuelo a las Islas Malvinas, no solo nos complace poder apoyar a la expedición de investigación polar de AWI, sino también hacer una contribución importante a la investigación adicional del campo magnético de la Tierra”, dijo Thomas Jahn, capitán de Flota y director del Proyecto Malvinas. “Ya hemos estado apoyando proyectos de investigación climática durante más de 25 años”.

El motivo de este segundo vuelo a las Islas Malvinas es rotar a la tripulación de Polarstern y recoger al equipo de la expedición de investigación. Desde principios de febrero, un equipo de unos 50 investigadores ha estado recopilando datos importantes sobre las corrientes oceánicas, el hielo marino y el ciclo del carbono en el Océano Austral, que, entre otras cosas, permiten realizar predicciones climáticas fiables.

En el camino de regreso del área de investigación en el sur del mar de Weddell, Polarstern se detuvo en Atka Bay, donde otros 25 científicos abordaron el barco: específicamente el personal de verano y el equipo de invierno de la estación Neumayer III, y este último regresó a Alemania después de más de 15 meses en la Antártida. El 2 de abril, Lufthansa trajo al equipo de investigación internacional de AWI y a los científicos del DLR de regreso a Alemania desde las Islas Malvinas.

El primer vuelo de Hamburgo a las Islas Malvinas, que tuvo lugar a fines de enero de 2021, fue el vuelo de pasajeros sin escalas más largo en la historia de Lufthansa. El Airbus A350-900 llegó a la base militar de Mount Pleasant tras sobrevolar 13.000 kilómetros en más de 15 horas.

Para que la investigación sea lo más respetuosa posible con el clima, el Alfred-Wegener-Institut también compensará las emisiones de CO2 del vuelo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: